MASCARILLAS FILTRANTES: CÓMO PREVENIR EL CORONAVIRUS

Desde finales del 2019 comenzamos a escuchar la palabra coronavirus, y hemos comenzado 2020 con noticias cómo las altas ventas de mascarillas para su prevención. Pero ¿realmente nos sirve cualquier tipo de mascarillas?

Tenemos que tener en cuenta que la protección total no existe, y que a pesar de que el coronavirus es un virus respiratorio, principalmente no se transmite por el aire sino de forma indirecta, como puede ser a través de las superficies o el tacto. Por lo que una primera forma de prevención es lavarnos las manos con frecuencia, así como acostumbrarse a taparnos la boca con el antebrazo o el codo, en vez de con la mano, cuando tosamos o estornudemos.

Dicho esto, una prevención complementaria es el uso de mascarillas, aunque podemos encontrarnos con dos tipos: mascarillas quirúrgicas y mascarillas filtrantes. Estas primeras, a la hora de protegernos del coronavirus o de cualquier virus común como el de la gripe, son inútiles. Principalmente porque estamos hablando de virus realmente pequeños, que puede atravesar esa barrera perfectamente. Las mascarillas quirúrgicas no están pensadas para filtrar el aire, sino para reducir la posibilidad de infecciones en las heridas quirúrgicas, protegiendo de dentro hacia fuera.

Por lo que las mascarillas autofiltrantes frente a partículas y aerosoles líquidos (FFP) son las más adecuadas para este tipo de prevención. Este tipo se caracteriza por cubrir la nariz, la boca y la barbilla y, en algunos casos, puede incorporar una válvula de exhalación de aire. Además, esta mascarilla se compone de material filtrante e incluye un adaptador facial con filtros, lo que garantiza una buena hermeticidad frente a la atmósfera ambiental. Tal y como explican en la Guía de la SOGAMP (Sociedad Gallega de Medicina Preventiva) “las mascarillas FFP están diseñadas para proteger de fuera hacia dentro y, además de proteger contra las partículas de mayor tamaño que impactan en su superficie externa, están diseñadas para actuar como un filtro de los aerosoles de menor tamaño.”

Pero tenemos que tener en cuanta que existen 3 tipos de mascarillas filtrantes según su eficiencia de filtración:

  • FFP 1: su eficacia de filtración es del 78%.
  • FFP 2: su eficacia de filtración es del 92%, y son el mínimo de protección que recomiendan frente a esta clase de virus.
  • FFP 3: eficacia de filtración 98%, este tipo de mascarillas se recomiendan en situaciones donde el riesgo es alto, como el que puede provocar el coronavirus.
  • Bandas de ajuste sintética
  • Clip nasal ajustable
  • Material interior suave
  • FFP1 NR
  • Bandas de ajuste sintética
  • Clip nasal ajustable
  • Material interior suave
  • FFP2 NR
  • Bandas de ajuste sintética
  • Clip nasal ajustable
  • Válvula de exhalación
  • Material interior suave
  • FFP3 NR

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies